Presentación de “Holocausto Animal”

Publicado: 25 febrero, 2017 en Entradas

muestrafotoSerá el próximo día 30 de Marzo, a las 19 horas, en la sección cultural de El Corte Inglés de Puerta del Angel, en Barcelona:

https://www.elcorteingles.es/centroscomerciales/es/eci/centros/centro-comercial-portal-de-l-angel/eventos/presentacion-el-libro-holocausto-animal-y-otros-relatos

Enlace a Amazon

portada

Presentacio_El_Mote_feb14_thb_med[1]Presentación de “El mote y otros relatos satíricos”Presentación del libro  “El mote y otros relatos satíricos”

GANADORES DEL CONCURSO EQUINOCCIO MICRORRELATOS:

– ELENA RAMOS: Se despertó con un sobresalto. Saltó de la cama y el e-book cayó al suelo. Se iluminó la pantalla, lo justo para ver la página de Equinoccio por la que se quedó antes de dormirse, e inmediatamente se desvaneció la luz. Fue al salón e intentó encontrar el interruptor con su mano temblorosa, pero no pudo. Salió hacia la cocina y fue di…rectamente al congelador industrial. Lo abrió y miró dentro. Estaba vacío. Oyó una respiración justo a su espalda y entonces sintió miedo. La persona menuda que debía estar dentro, congelada, había desaparecido, pero no estaba muy lejos…

– FERNANDO GRACIA: El cumpleaños
Hacía años que esperaba ese momento. El día del Equinoccio ella hubiera cumplido veinte años. Lejos estaba ahora, demasiado. Contempló el portal del centro de rehabilitación con aviesa mirada. Como un gatillo a punto de soltarse, un frío reptil, sabía que no tardaría en salir el cínico conductor. En la esquina desierta y cómplice, la noche, mientras el sucio pavimento resplandecía. En menos de un segundo saltó sobre él. La hoja de la katana lo encaminó a un local próximo.

-¡Quién eres, qué demonios…!

-Sólo quiero enseñarte algo. Tardaré un poco. Se llama dolor.

La extraña perplejidad del hombre estulto

Publicado: 18 octubre, 2013 en Entradas

 Se lo había repetido muchas veces en el pasado, antes del advenimiento del Segundo Nazismo. Ahora que lo veía allí colgado grotescamente de aquellas barras metálicas y gritando, me preguntaba si le hubieran hablado entoncets del hoy qué hubiera pasado, qué hubiera contestado. ¿Se lo hubiera podido imaginar siquiera su encumbrado egotismo? Se hubiera reído de nuevo. Sin embargo tanto el oficial nazi que está ahora fustigándolo de lo lindo, como él, allí gritando tanto que no sé siquiera si llega a hacerse una idea de quién es, conforman una realidad más que palpable desde hace mucho, mucho tiempo.

   El oficial es el mismo que en el pasado mi amigo había tratado en el puesto de trabajo como uno más, y al considerar sus canalladas y jueguecitos de aquél entonces, jamás se hubiera imaginado lo que una mente perversa sería capaz de hacer en cuanto tuviera la más mínima oportunidad. No se imaginaba, por ejemplo, que formaba ya parte del P.N.A.N, (Partido del Nuevo Advenimiento del Nazismo), y si se lo hubiera preguntado se hubiera estando mofando de mi una semana.  Por eso ahora el oficial del que hablamos, (“El niño”, como cariñosamente le llamaba entonces, en los años dorados de la paz, el tonto de mi amigo, y todos los que siempre le veían viendo vídeos donde se masacraba a gente), que encarna en sí la voluntad popular de los anti recortes y demás promesas del oro y el moro, lo está torturando, porque jamás se hizo una idea clara de su esencia. La confianza en un mundo de equívocos no deja de ser un craso error. Cuando observas el comportamiento de la gente, si quieres aprendes, le decía, conminándolo a abrir los ojos, y cuando sobre todo te fijas en sus formas de entretenimiento, le dije un día, los conoces mejor. Este se ríe de las penalidades ajenas, es su mayor diversión, se lo pasa bomba cuando en un vídeo ve cómo están matando a alguien, entonces está en su salsa, como ahora, que te ha tocado a tí, y ni siquiera te das cuenta que es él, el mismo “niño” supuesto gamberro que te creíste, el muchacho aquél “sin ninguna maldad” que a todo el mundo tenía engatusado por sus “travesuras inocentes” no exentas de “cierta gracia”. El pícaro del niño, el travieso, el pillo que siempre hacía tropezar al compañero para descojonarse ipso facto ante su caída, delante de todo el mundo, ¿era para reírse, verdad?… ¡El prójimo…!

   Mira por dónde, ahora, a tu amiguito bromista lo han ascendido a Jefazo de la Gestapo, y por fin es feliz, y se siente realizado, y hace lo que siempre ha querido, pero… ¡No, no puede ser, no puede ser cierto…! Es a ti, justamente, a quien está torturando justamente ahora es a tí, sí… En lugar de ver vídeos de asesinatos de gentes lejanas y extrañas, ejerce la tortura practica contigo, sí, ahora, no, no grites, no es para tanto, es un niño juguetón y travieso que sólo tiene aficiones extrañas, pero qué extraña y cruel ironía… ¿Te duelen los latigazos del oficial nazi, tu amiguito travieso y pillo con extrañas aficiones? Las vueltas que da la vida, verdad, es curioso, sí, lo curioso del destino es que siempre te piensas que estas cosas sólo les pasan a los demás, y, no, pero sí…, siempre pensaste que a veces, no, siempre, sí, efectivamente, creíste saber que la estulticia era sinónimo de condena.

¡Ah, la ironía y la crueldad de las vueltas que da la vida, como siempre decías…!

 
 

Fernando Gracia Ortuño

Copyright

El frío se ha instalado aquí

Publicado: 2 junio, 2013 en Entradas

Entrada de blog de “Un detective en la cocina”  Aquella mañana de verano hacía un frío que pelaba. Por lo menos estábamos a cinco o seis grados, como poco, bajo cero. Todo iba y estaba al revés a como lo hacía años atrás, no sólo la economía de mercado se había convertido en economía de subsistencia y rebuscamiento basurero, sino que todo, absolutamente, se estaba transformando a un ritmo frenético a nuestro alrededor. 

Como se suele decir, todo estaba manga por hombro en un batiburrillo social y económico difícil de explicar incluso por los propios especialistas doctorados en ciencias de la economía y política. Aunqeu se llegaran a vislumbrar las cosas, muchas veces no se quería ver, ni mucho    menos había ganas de cambiarlas.
Donde antes había una colección de contáiners difíciles de asimilar por la memoria o la consciencia humana, en hileras de cientos de metros, para los distintos tipos de reciclados y desperdicios, ahora había colas de necesitados rebuscando y revolviéndolo todo. Donde antes había inmigración, ahora había cada vez más emigración. Donde antes había dispersión familiar, ahora había concentranción en pisos cada vez más congestionados de gente. Donde antes había había turismo, economía de comercio y buen tiempo, ahora había desierto y cada vez más paro. 
Donde antes había lugareños haciendo vacaciones, ahora eran los extranjeros del norte rico los que venían a hacer sus vacaciones por una ganga de dinero. Y donde antes había una sociedad más o menos estratificada en clases, ahora todo eso se había convertido en dos únicas clases: la de los insertados y más o menos pobres, y la de los del todo pobres y cada vez más desprovistos de derechos y de todo, los excluídos del sistema porque la clase media había desaparecido y sólo había ricos y con medios, y sin medio alguno. Donde antes había un país con cierta peculiar identidad en Europa, ahora había una Europa de ricos y pobres que nos miraba con conmiseración  como a indigentes vecinos con complejo de Diógenes. 
Donde antes había una cierta y “típica” justicia, ahora había clubes del chiste por televisión. Y, en fin, seguiría, pero hace tanto frío, este frío polar que se ha instalado en la península, que se me agarrotan los dedos.
 
Fernando Gracia Ortuño
Copyright
 
“Un detective en la cocina”, novela negra en Amazon, disponible para todo el mundo en el enlace de abajo:

Un detective en la cocina

Publicado: 25 abril, 2013 en Entradas

“Un detective en la cocina” en Amazon

Portada novela..

Leyendo cosas pasadas, es lo que pasa. Sólo unas pocas veces el don de la escritura nos bendice con la casual perfección del texto. A veces estamos como ungidos por ese don… Pero por suerte o por desgracia los textos necesitan ser retocados, reescritos, revisados, corregidos, mejorados…

Siempre… a mí me ha pasado muchas veces. Aquí mismo, en este blog, casi todo lo que podrás leer es improvisado, escrito en un santiamén, tocado por la gracia, o desgracia del impulso escritor.

Fernando Gracia Ortuño

Copyright

El próximo día 25 de Mayo a las siete de la tarde, cerca de la Plaza Ibiza, en la biblioteca Horta-Can Mariner tendrá lugar la presentación, donde también se podrán comprar ejemplares del libro